6 de August de 2020

 Víctimas del abuso en el verde paraíso de los amores infantiles* – Roberto Ileyassoff (EOL)

*(Texto correspondiente al posteo de Radio Lacan del 25-5-2015, en el marco de PIPOL 7) La prostitución infantil es execrable,…


*(Texto correspondiente al posteo de Radio Lacan del 25-5-2015, en el marco de PIPOL 7)

La prostitución infantil es execrable, criminal  y violenta, pero el abuso  sexual de menores de edad  tiene características muchas  veces distintas. Los abusos sexuales de niños y adolescentes rara vez son cometidos  con violencia sino más bien con promesas de placeres o de reaseguros, con un sutil manejo de la seducción y de la idealización,  o por último con veladas amenazas de que cualquier queja, denuncia o ruptura del secreto provocaría un gran perjuicio para el niño o para sus seres queridos.

Para que los niños puedan o sepan defenderse a sí mismos tendrían que no ignorar cuán atractivos podrían resultar a los adultos. ¿Cómo alcanzar este objetivo sin empujarlos a una peligrosa pérdida de la inocencia infantil? ¿son tan inocentes como parecen?¿son solamente victimas inertes de los adultos?

Puede una  joven  victimizarse  fantaseando con  acusar  a un mayor de  ser abusada cuando en realidad  lo único que la abusaba  era su propio  y temido modo de goce .?

Baudelaire( 1) habló acerca del “verde paraíso de los amores infantiles”  y podemos decir siguiendo nuestra experiencia, la de Freud y la de Lacan, que dicho paraíso infantil no es para nada un prístino paraíso  sino más bien un lugar bastante “verde”,..  donde  pasa cada cosa!.

Entre esas cosas… la victima del menor podría ser el mayor.

En 1905, en “Tres ensayos para una teoría de lo  sexual”, Freud dice lo siguiente :    ”La opinión popular posee una bien definida idea de la naturaleza y caracteres de este instinto sexual. Se cree firmemente que falta en absoluto en la infancia; que se constituye en el proceso de maduración de la pubertad, y en relación con él, que se exterioriza en los fenómenos de irresistible atracción que un sexo ejerce sobre el otro, y que su fin está constituido por la cópula sexual o a lo menos por aquellos actos que a ella conducen.  Existen, sin embargo, poderosas razones para no ver en estos juicios más que un reflejo harto infiel de la realidad. Analizándolos detenidamente, descubrimos en ellos multitud de errores, inexactitudes e inadvertencias”

El mayor temor de los padres y de los educadores es que si se favorece que los niños estén alerta respecto al atractivo que suelen despertar sólo se logre perjudicarlos.

¿Será así?

Si bien es verdad que una temprana conciencia y un contacto  con su capacidad de experimentar y hacer experimentar sus impulsos ligados al erotismo puede protegerlos de la sexualidad de los adultos , también es verdad que  puede deprimirlos haciéndolos  madurar demasiado pronto ; más aún, hacerles levantar la barrera de la represión- la cual es la característica fundamental de la edad de la latencia-.Pero también , es poco conveniente considerar que  los niños pueden ser sólo victimas inertes de los adultos y  dejarles perder su capacidad  de defenderse ellos mismos de los abusos de los adultos…; ¡Es más  !… no sólo de su capacidad  defenderse de los adultos , sino defenderse de ´sí mismos ´ tornándose capaces  de asumir  y responsabilizarse de su modo de goce

La familia (bajo cualquier forma en  que se manifieste hoy día) tiene la responsabilidad de lograr  esto muy naturalmente, casi sin que medien palabras,  a través de actitudes apropiadas a esta sutil tarea.

Todo esto  que se acaba de puntualizar, requiere una elaboración muy especial de la culpa y la vergüenza por la propia sexualidad de los familiares y de los otros adultos que rodean al niño y al joven. Adultos que, antes,  también fueron niños.

¿Cuál será el papel de los educadores en todo esto?,¿Cuál el de los jueces ? ¿Cuál el de los psicoanalistas?, Cual será el destino cultural y la consecuencia de la difusión mediática de estas ideas?

Al adulto abusador:   … a él ,-seguramente-  le falló la represión de su sexualidad polimorfo infantil que debió de ocurrir en la edad de la latencia y todavía la pone en práctica . Qué hacer con su tratamiento?  Por supuesto que hay que diferenciar al abusador arrepentido, _ víctima de su adicción a la pedofilia _,  del psicópata no arrepentido ni dispuesto a asumir la responsabilidad de su acto y que goza del poder violento sobre sus víctimas.(Además , se puede correr el peligro de que éste  pueda usar ideas que saca del tratamiento para manipular “mejor” a sus víctimas )

No olvidemos tampoco de puntualizar cuán frecuentemente aparecen casos donde la acusación al  abusador  es injusta,  imprecisa, prejuiciosa  y falta a la verdad y lo convierte en víctima. A veces se usa de instrumento  al niño o joven aparentemente  abusado para fines espurios. En este caso es importante protegerlos de una automática y prejuiciosa incriminación.

 

El psicoanálisis es un tratamiento que se dirige al sujeto de derecho, vale decir,  al sujeto que  responde  de lo que dice. Es importante que no haya confusión con respecto a esto: él puede tomar distancia de lo que dice y sólo  dentro de las sesiones puede ser “irresponsable”. Es más, debe decir lo que le venga a la cabeza  no responsabilizándose de ese decir. A veces el sujeto puede notar que ha dicho algo pero no sabe el  porqué, que no cree en lo que ha dicho, que sabe que es broma, o que piensa lo contrario de lo que dijo. La finalidad de este proceder con el decir es que solo a través de él se transluce indirecta y sintomáticamente su modalidad de satisfacción o de goce. De este modo logrará un saber hacer oportunamente con  respecto a dicha modalidad adquiriendo la posibilidad crear  otra posición subjetiva y  ética  en  cuanto a su goce.

El sentimiento de culpa presupone  un sentimiento de responsabilidad. Es una condición previa para  la práctica analítica comprobar su existencia o ver si es posible producirlo; este es el objetivo de las entrevistas preliminares. Cuando comprobamos que este sentimiento existe podemos decir que hay un sujeto capaz de responder. El sujeto es una respuesta. El que se inventa disculpa para todo y el que no llega a percibir que él mismo  tiene  algo que ver con las cosas de las que se queja, es mal candidato para poder psicoanalizarse. Esto no quiere decir que el encuentro con un psicoanalista,  no le sea muy beneficioso, pues con dicho encuentro puede lograr efectos terapéuticos.

Supongamos ahora una  situación donde  una adolescente    recién puede  librarse  de tener  sueños repetitivos  donde acusa a su cariñoso y atento  padre de violarla  ,cuando puede hacerse cargo  responsablemente de su modo de goce el cual  consiste   en relacionarse con muchachos  que tengan  un toque  de  atractiva violencia –  pero  que a la vez sean  lo suficientemente atentos y cariñosos con ella.  Librada de esa obsesión  acusadora,  quizás recién allí pueda dejarse  llevar con más  tranquilidad  por su vida social hasta  tener un encuentro favorable  que  la satisfaga .En este caso el saldo del análisis sería  que la tendencia a la  acusación se transformase  en auténtico  y práctico sentimiento de  responsabilidad por dicho modo de goce.

Para el psicoanálisis, el fundamento del lazo social es la ley que prohíbe cometer parricidio e  incesto   o abuso sexual. La renuncia al parricidio y el incesto es el origen de la ley. (Ver Freud ,Totem y Tabú )Primero está la renuncia, donde todos se declaran culpables  de haber deseado cometerlo y recién después viene la ley.   El respeto por este orden jurídico marcan la posición del sujeto en el mundo, y el psicoanálisis está muy atento a esto.

Dr Roberto Ileyassoff

Buenos Aires , 19 de mayo 2015.

(1)

Charles Baudelaire –

  • “Las flores del mal “LXII  –        Triste y errabunda

Dime, tu corazón a veces toma vuelo, Agatha

lejos del negro océano de la inmunda ciudad

hacia otro océano donde estalla el esplendor

azul,  claro, profundo, así como la virginidad? .

………_Pero el verde paraíso de los amores infantiles ,

las carreras, las canciones , los besos ,los ramilletes de flores ,el paraíso inocente , lleno de placeres furtivos ,

¿está más lejos que la India y la China?

¿podemos evocarlo con gritos lastimeros ,

y reanimarlo así con voz de plata ,

el paraíso inocente de placeres furtivos?

 

 

 

 

 

in Lettere
Related Posts

La dignidad del síntoma – Andrea V. Zelaya (EOL)

31 de julho de 2020

31 de julho de 2020

[1] Me he servido de las líneas de reflexión presentadas en el IX Encuentro Americano de Psicoanálisis de la Orientación...

Entre el sentido y lo real, la improvisación – Omar Battisti(SLP)

24 de julho de 2020

24 de julho de 2020

texto original en Attualitá Lacaniana n° 22, traducido por Debora Liberman (Buenos Aires)   “Las casualidades nos  empujan a diestra...

Aguafuertes analíticas – Alejandra Breglia (EOL)

25 de junho de 2020

25 de junho de 2020

  El eco de los aplausos resuena, me sorprenden las nueve de la noche. Debería estar preparando la cena, pero...

Clorox & Parkz – Isolda Alvarez (NLS)

2 de junho de 2020

2 de junho de 2020

Psychoanalysts invest their lives re-inventing the ways in which they deal with their own versions of the real, what jouissance...

El despertador – Patricia Moraga (EOL)

6 de Maio de 2020

6 de Maio de 2020

¿Cómo puedo estar segura de que no estoy soñando? Podría ser que, ahora mismo, lo que creo que es realidad...

Banality of the Real – Bogdan Wolf (London Society-NLS)

6 de Maio de 2020

6 de Maio de 2020

It is not a secret that Count Johnson has been using services of various cunning advisers who stand behind his...

The Real of Analytic Abstinence – Geert Hoornaert, Belgium (KRING-NLS)

28 de Abril de 2020

28 de Abril de 2020

  from Lacanian Review Online After Freud pointed out that nothing can be killed in absentia or in effigy, Lacan...

UNA FANTASIA – Néstor Yellati (EOL)

23 de Abril de 2020

23 de Abril de 2020

publicado en Grama Ediciones #CrónicasXXI-31 Pertenezco al gran grupo de los indignados.  Si, mi indignación, como la de muchos, supero...

La sombra de una sociedad policial aún se cierne sobre el futuro – Óscar Ventura (ELP)

20 de Abril de 2020

20 de Abril de 2020

Publicado em Diario  – 13 de abril de 2020 Óscar Ventura lleva semanas atendiendo en Alicante las urgencias de sus...

El reto del sinsentido en la era digital – José R. Ubieto. Psicoanalista en Barcelona (ELP)

17 de Abril de 2020

17 de Abril de 2020

  En la era digital, el humor toma la delantera a lo cómico y al chiste. Millones de memes invaden...

Encontrar en el mismo impasse de una situación la fuerza vital del deseo – Marie-Hélène Brousse (ECF)

31 de Março de 2020

31 de Março de 2020

Traduccíon Karen Edelsztein   “Es la guerra contra el virus “. “Guerra”, este fue el punto de almohadillado en el...

¿Un mundo en cuarentena? – José R. Ubieto (ELP)

14 de Março de 2020

14 de Março de 2020

 El COVID-19 [1]es un nuevo nombre de lo real, eso que de entrada no tiene todo el sentido ya que ...

Ciencia y sueño – El sueño, el dormir y lo intraducible – Gustavo Stiglitz (EOL)

28 de Fevereiro de 2020

28 de Fevereiro de 2020

  “Todas las ciencias descansan en observaciones y experiencias mediadas por nuestro aparato psíquico; pero como nuestra ciencia tiene como...

Un análisis de las masas a partir de las modalidades del Uno, el plus de goce y el no-todo – Marcela Ana Negro (EOL)

4 de Fevereiro de 2020

4 de Fevereiro de 2020

En “Psicología de las masas y análisis del yo”, Sigmund Freud señala: “Habría que prestar atención a las masas de...

El silenciamiento como violencia – Patricia Moraga (EOL)

3 de Fevereiro de 2020

3 de Fevereiro de 2020

  En Vidas precarias, Judith Butler se propone interrogar la vida política en conexión con la violencia.[1] Introduciendo el concepto...

Comments
Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.